Las elecciones 2016

Hace cuatro años escribí sobre este asunto. Modifiqué un poco lo dicho para reflejar otra vez en nuestra urgente responsabilidad cívica como cristianos.  

“Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa.  Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo.” Mateo 5:14-16.

El martes 8 de noviembre, los ciudadanos norteamericanos tiene la oportunidad de elegir al presidente de la nación.  Preferiblemente un presidente que tenga los principios que han hecho a esta nación la nación que es. Tenemos que, como cristianos, seguir la Luz y ser la luz. Debemos votar de acuerdo a nuestros valores esculpidos en nuestra conciencia a través de la Palabra de Dios.

En 2da. de Corintios 4:6 Pablo nos dice: “Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas, hizo brillar su luz en nuestro corazón para que conociéramos la Gloria de Dios que resplandece en el rostro de Cristo.”

En Filipenses 2:14-16, afirma que nosotros brillamos como estrellas en el firmamento dentro de una generación “torcida y depravada” manteniendo en alto la Palabra de vida. Jesús nos dice: “Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12). Somos la luz del mundo debido a la relación que tenemos con Jesús.

Es un asunto delicado, eso de ser la luz del mundo ante una generación “torcida y depravada” en el Siglo XXI.  Pero no importa el siglo, siempre es un asunto de mayordomía, de obediencia, de ser verdaderos testigos de la Luz.  Nuestro enfoque debe estar siempre en la luz, humildemente confiar en Jesús para revelar Su luz. El derecho de votar y los valores democráticos son el producto de una línea Protestante que marcó la fundación del país. Hoy, los valores fundamentales que han hecho a esta nación, siguen en la balanza. Hay personas que quieren radicalmente transformar esta nación con un secularismo que remueve a Dios en todas las esferas posibles.  En muchas maneras, esta elección es crucial.

Hoy la “políticos correcta” ofrece una narrativa contradictoria a nuestra fe. Nos “conceden” libertad de adorar, pero nos niegan la libertad de religión.  Dicen que no debemos “imponer” nuestra fe en otros; que tenemos que ser inclusivos… Quieren convertir a éste país como en otros países que postulan “tolerancia”. La Constitución de éste país nos da libertad de religión y prohíbe al Congreso emitir leyes en contra de la libertad religiosa. La Gran Comisión nos manda: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.”  Nuestra fe nos manda al “plaza pública” para difundirla por todas partes.

Es muy importante notar que el secularismo abraza conceptos que buscan remplazar a Dios por una agenda secular que jamás ha tenido éxito en cualquier época o nación. Este secularismo viene desarrollándose en el país desde hace años, cuando, por primera vez se prohibió la oración en las escuelas públicas, y poco a poco, llegamos a este momento.

Yo no niego a las personas que han abrazado al secularismo que vivan como quieren.  Pero que fabriquen su propio país. Sabemos que Estados Unidos tiene sus problemas. Y que quizás el capitalismo sea el peor sistema que exista.  Solo avísenme cuando encuentren un sistema mejor. No es justo que éstos destruyan las bases fundamentales del Norte por lo imperfecto que sea ante sus ojos.

Cuatro recordatorios como cristianos:

  1. Mi influencia y visibilidad es el resultado de quien vive en mí. Es Dios quien me pone en un lugar de influencia y visibilidad.
  2. Soy simplemente un mayordomo de mi influencia y visibilidad, así que es importante dejar que Jesús obre a través de mí.
  3. Sólo Dios puede medir la importancia de mi influencia y visibilidad. Puedo influir en una persona que luego influirán en el mundo. Mi enfoque es seguir a Jesús dondequiera que él encabeza.
  4. El Cristiano debe votar como ciudadano responsable, dando a Cesar lo que es de Cesar y a Dios lo que es de Dios.  Ese voto debe ser a base de las definiciones Bíblicas sobre el matrimonio…. Sobre el aborto…. No la definición secular que promueve el matrimonio homosexual y el aborto en demanda.

¿Como puede una persona afirmar valores seculares y decir que es un cristiano?  Con los valores no se juega.

El miércoles sabremos quién ganó…

4 respuestas a «Las elecciones 2016»

  1. Amén, DIOS haga su Voluntad y esperemos que la Verdad brille de nuevo en el corazón de los Estados Unidos de América. Yo a la verdad, votaré por el partido republicano.
    Doctor me gustó su escrito donde dice que los que no estén de acuerdo con los valores estadounidenses deberían de construir su propio país; y es cierto, porque los que vinieron a construir este país, lo hicieron en aras de practicar en libertad los principios y valores religiosos que ellos ostentaban; ¿porqué ahora otros quieren imponer otros valores contrarios a los cristianos y bíblicos?
    El que viene a vivir bajo la bandera de USA, como yo, debemos adaptarnos y someternos a los principios y valores que esta nación ha mantenido desde el principio; y aunque una persona halla nacido acá, si no está de acuerdo con los valores de su nación entonces que valla a otro lugar donde pueda sentirse identificado con su identidad; pero los EUA, nació cristiana, seguirá siendo cristiana y así debemos de seguir, el que esté de acuerdo, bienvenido, y el que no… que valla a construir otra nación, sino a la imagen y semejanza de DIOS, pues que la construya de acuerdo a su padre.
    «El que es de DIOS, las palabras de DIOS oye, por eso no la oís vosotros porque no sois de DIOS. Jn.8:47.
    El que está de acuerdo con el aborto, con el matrimonio entre personas del mismo sexo y en contra de Israel, se les dedica esta palabra:
    «Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.» Jn.8:44.

  2. Lo bueno de esta eleccion el suguiente presidente solo va a estar solo un termino. You confio en el Señor y cuando el profeta Daniel lo adoro

    y dijo: «¡Alabado sea por siempre el nombre de Dios! Suyos son la sabiduría y el poder. Él cambia los tiempos y las épocas, pone y depone reyes. A los sabios da sabiduría, y a los inteligentes, discernimiento. Él revela lo profundo y lo escondido, y sabe lo que se oculta en las sombras. ¡En él habita la luz! A ti, Dios de mis padres, te alabo y te doy gracias. Me has dado sabiduría y poder, me has dado a conocer lo que te pedimos, ¡me has dado a conocer el sueño del rey!»
    Daniel 2:20‭-‬23 NVI
    http://bible.com/128/dan.2.20-23.NVI

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: